Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Hiperbarrio’ Category

Como ya se había contado aquí, y a través de Dailymotion, Youtube, Rising Voices, El Oso, Ojo al texto, , y ¿Comunicación? :  El segundo capítulo de la historia de “Suso” se empezó a construir el miércoles 6 de febrero con la demolición de lo poco que quedaba de su vivienda.

La "vieja" casa

A 9 meses de iniciado dicho proceso, podemos afirmar que gracias a la gestión que realizamos, hoy Suso puede contar con una vivienda más digna.

Sin embargo, para que la dicha sea completa, se necesitan algunos recursos que garantizen la culminación total de las obras. (Que hoy se encuentran en obra negra).

Por este motivo, en el marco de nuestras reuniones como proyecto, TODOS decidimos emprender una campaña, para que la comunidad bloguera, se una a esta causa y con su donación nos ayude a cumplir el objetivo de esta campaña Pro Suso que no es otro que finalizar totalmente las obras de construcción.

Nuestra propuesta es que si usted está interesado en contribuir para lograr este objetivo, coloque el siguiente cartel como widget de su blog:

logo-prosuso-11

y/o deposite su donación en la cuenta de ahorros No: <!– @page { margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>24522355631 del banco Colmena a nombre de Catalina Restrepo.

Día tras día iremos contándoles como va la cifra: la idea es llegar a los US$ 500.

Anuncios

Read Full Post »

Quiero recomendarles este texto que publique en la Revista digital Equinoxio, el 20 de agosto de 2007 22:51 COT

 

Los miembros del proyecto

Hay visitas que agradan y propuestas que sorprenden, o mejor dicho que sugieren e ilusionan a quienes apenas comenzamos a ver el mundo a través de la lente de las cámaras y del Internet.

Eran las tres y treinta de la tarde del 17 de agosto, cuando Jorge Montoya llegó con la visita anunciada de un fotógrafo argentino que estaba interesado en tomar unas fotografías de los muchachos que hacen parte del proyecto que desde hace un mes se viene desarrollando en la biblioteca.

La muchachada llego desde temprano, ansiosos y preguntando para qué los habíamos citado. Y mientras esperaban, se dedicaron a escribir en sus bitácoras y comentar entre ellos las últimas experiencias de su vida cotidiana en La Loma, una vereda del Corregimiento de San Cristóbal, en el Municipio de Medellín.

ConVerGentes somos un grupo de jóvenes, y otros no tanto, que nos encontramos en la Biblioteca Pública Piloto Filial San Javier-La Loma para hacer un sueño en común: “Recuperar la memoria histórica y cultural de La Loma”.

Queremos rescatarla para convertirla en una herramienta que nos permita, desde la biblioteca, ser propositivos y activos en la construcción de la sociedad que queremos. Ese conocimiento es de todos y queremos compartirlo, proponerlo como un modelo de sociedad en el que nos reconocemos como responsables de lo que será nuestro futuro.

Este grupo hace parte del Hiperbarrio, un proyecto de que se viene construyendo desde las expectativas de muchos jóvenes llenos de preguntas y ganas de encontrar su lugar en el mundo que les tocó vivir.

Bueno, llegó el momento esperado, en el que reunidos con Martín Weber y Miguel Orts Vizcarra dialogamos, les contamos sobre nuestro trabajo y lo mas difícil, nos enfrentarnos a escribir los sueños en una pizarra donde solo cabían seis renglones.

Luego de la experiencia de tomar las fotografías, nos sentamos a departir y preguntarles sobre su oficio y como llegaron a él. Es por el valor que tienen las palabras y las imágenes, quiero compartirles la transcripción de la charla que tuvimos con ellos:

“Martín, háganos una pequeña biografía de quién es usted, qué hace, por qué resultaron en esto de tomar fotografías”.

(Martín se ríe y dice que es complicado…)

Soy argentino. Vamos a sintetizarlo, voy a empezar por cómo llegué a este proyecto. Comenzó luego de estar haciendo un trabajo muy distinto, que tenia que ver con fotografía en Buenos Aires, particularmente y donde yo no me relacionaba con la gente.

Mart�n y Miguel

La gente participaba dentro de la imagen desde el punto de vista del encuadre. Yo dentro del encuadre los ponía en relación con otros elementos y encontraba relaciones entre las personas, pero nunca mantenía contacto con la gente a la cual fotografiaba.

Cuando terminé ese proyecto, decidí que quería lograr que la gente participara realmente, tener un contacto con la gente y de ahí surgió la idea, bueno, de cómo lograr esa participación, como lograr esa colaboración.

Esa idea tuvo varios pasos para llegar a ese formato final, en el cual estoy con esta pizarra, con una tiza y fotografiando a la gente en su contexto.

Llegó a ser esta idea de un mapa de sueños latinoamericanos, viajando por distintos países de Latinoamérica. Tratando de encontrar esos elementos que tenemos en común y esos que nos distinguen. Pero sobre todo tratando de entablar una relación en la cual espectadores de dentro de Latinoamérica o de otros países se pudieran identificar con esos sueños, que sean el punto de entrada a tratar de comprender la realidades tan complejas y distintas de cada individuo dentro del contexto de su país, y de la historia reciente de ese país.

¿Cuál es diferencia entre el contexto y la realización de ese sueño? No… en ese proceso yo me pregunté, bueno, ¿de qué manera?, ¿qué preguntarle a la gente?, terminé con esta idea del sueño, en el cual uno, en ese momento de ser fotografiado, esta de alguna manera invitando a la persona o al grupo, a pensar en su pasado, en su presente y también pensar en un futuro…

Es una Manera de acomodar en ese momento de la fotografía, que tiende a detener el tiempo, y poder incluir esos otros dos tiempos, no solamente el presente de la foto sino el pasado y el futuro del cual esas personas se imaginan, por lo menos proyectadas, si ese sueño se cumple.

Mi labor como fotógrafo de alguna manera también, es partir de ese pequeño afecto que es una confidencia, que tiene el valor de estar fundamentada en ese nivel de confianza necesario en el cual la gente se abre y tal vez comparte algo que supuestamente es intimo o por lo menos secreto.

Uno cuando generalmente ve retratos de gente, no tiene ese elemento que es en sus propias palabras, compartir algo que va más allá de su aspecto exterior. En este caso es la idea, que en sus propias palabras, la persona comparte algo que le es íntimo, por lo menos no es algo que está ausente, si no fuera por el hecho de que la escribe.

Para mí, la idea de hacerlo latinoamericano es porque creo que todos los países compartimos un lenguaje en común, las historias de construcción de países que viven ciclos en los cuales parece, que cada diez años estamos reconstruyendo nuestros países.

Por ejemplo hay una imagen que a mí me marcó mucho y fue en Perú, que un padre escribió “Salir de la crisis y tener algo para mañana”. La crisis siempre parece ser de algo que estamos saliendo constantemente, en Latinoamérica.

Entonces también, de alguna manera, el proyecto intenta cuestionar esa idea… por ejemplo: los momentos de violencia son caprichosos, de que la pobreza es algo estático. Incluirlos dentro de lo que para mí son procesos dinámicos, son procesos que tienen causa, al tener causa tienen que ver con el fracturamiento de una sociedad. Que eso alimenta y retroalimenta procesos de violencia, que en definitiva tienen un origen en pactos sociales que se han roto.

Y que la única manera de reconstituirlos es vernos a nosotros mismos en nuestras carencias, en nuestras virtudes, en elementos que en nuestra cultura son valiosos y tratar de repensarnos, cada país como único, pero también como continente. Para ver que esta es nuestra situación y a dónde queremos ir.

Yo una vez escribí una propuesta para una beca, me encontré escribiendo que sólo podemos cambiar nuestro destino si nos permitimos imaginar uno distinto del que nos ha sido dado.

Cada vez más, que he ido desarrollando el proyecto, me he convencido mucho más de ello.

Taller

Me dirijo a Miguel y le pregunto: ¿vos cómo empezaste en esto?

Tenemos un profesor en común, yo termine esté año mi curso de fotografía, él lleva con este proyecto 17 años. Y cuando terminé, me planteó la oportunidad de colaborar en este último país. Para concluir su trabajo me parece muy interesante y aquí estamos juntos.

Isabel pregunta: ¿Desde cuándo?

Desde hace un mes y dos semanas (nos miramos y nos reímos).

Si, todos nos ven y creen que estamos desde hace años, no.

Hasta ahora, mi mujer es fotógrafa y siempre nos apoyamos y ella me acompañaba en mis proyectos y yo la acompaño en ello. Pero ahora tenemos una niña de 10 meses y se tuvo que quedar….

Taller

Y bueno, fue fabuloso conocer a Miguel que ha sido desde el primer momento una ayuda invaluable, se ha tenido una confianza y una dinámica de trabajo que parece que nos conociéramos de mucho tiempo.

Así trabajamos intensamente, donde tiene que ver mucho la relación que se entabla con la gente con que uno trabaja. Miguel tiene esas actitudes, siempre al lugar que llegamos la gente se siente increíblemente cómoda y eso es un gusto, escuchar sus consejos y opiniones y al mismo en la práctica, la rapidez y la ayuda que significa

¿Qué es un día de trabajo para ustedes, cómo es su día de trabajo?

(Se asombran, se ríen…. Miguel dice “¡uau…!”)

La verdad es que es despertarte y creer que el día va a ir en algo más, que no vas a ver algo superior, te va a enseñar más de lo que viste el día anterior. Pero llegas a casa después del día de trabajo, y te das cuenta que la gente que has conocido, a la que has tratado o has fotografiado, te han enseñado un mundo más, y la verdad es que por una parte es muy positivo, por lo que estamos aprendiendo y lo que estamos viendo, pero al mismo tiempo llegamos a casa a las seis de la tarde (señala el reloj) y son como las once de la noche, llegamos muy, muy, muy cansados…

¿Y para ti, Martín?, pregunta Miguel.

Es eso creo que también es la idea de cada día, arrancar con una expectativa. Que uno trata de armar una serie de ideas o contactos. Ha sido, por ejemplo muy útil en este viaje, hasta ahora acá en Medellín, la ayuda de Jeanny Giraldo, que nos puso en contacto con ustedes y nos ha estado acompañando, poniendo en contacto con mucha gente que ha estado trabajando en distintos programas y haciendo cosas en verdad admirables, tanto por las comunidades con las que trabajan, y se ve como un entretejido de ideas y de intenciones que tratan, me parece, de alguna manera como de sanar una historia tan dolorosa. Y eso implica al mismo tiempo una responsabilidad muy grande.

Entonces uno también llega cansado de la cuestión física y de la cuestión emocional, de sentir una grado de responsabilidad en ser útil en esa causa, de no estar tomando fotos, sino de alguna manera ser, estar al servicio de contar una historia, como dicen ustedes rescatar una historia y crear… para mi de alguna manera como un diario o un álbum familiar latinoamericano, de historias, que sino se pierden y de personas invaluables de rescatar.

Gabriel

Yo. Como el cura que confiesa al mundo, ¿qué peso se carga a la cama?

(Surgen las sonrisas y las miradas…) No sé, gracias por venir, yo sé que veo su trabajo y es muy interesante.

Aquí pretendemos no ser solamente una biblioteca pública, ese es el reto, llegar mas allá de lo que podemos hacer. Y pensarnos ante la realidad, tenemos un compromiso social frente a todos, y los pela’os estamos en esto. Vamos a vivir la vida que nos toca, pero vamos a vivirla con una conciencia histórica y vamos a recoger esa información y vamos a utilizarla para lo que queremos.

¿Qué nos soñamos? No solamente rescatarla. Es decir, que esa es la herramienta que queremos hacer de este espacio mientras eso sea posible, y ganarle la batalla al olvido y a esa tensa calma que siempre tenemos. Esa es la apuesta.Gracias a ustedes por recibirnos, dice Miguel.

No creo que se pueda decir nada más por el momento, solo se que estamos felices, nos sentimos vivos y comprometidos con nuestros sueños, que se entrelazan y cruzan con los sueños de otros miles de millones en el mundo.

Artículos relacionados

Read Full Post »

Mire la calle

¿Cómo puede usted ser

Indiferente a ese gran rio

de huesos, a ese gran rio

de sueños, a ese gran rio

de sangre, a ese gran rio?

Nicolás Guillen*.

Es la una de la mañana y hace un par de horas llegue a casa, luego de un día de trabajo que comenzó, como es costumbre, a las cinco de la madrugada. No sé qué pensar, pues a estas alturas, mis energías se ven disminuidas por el trajín del diario trasegar. Amo mi trabajo y antes de buscar descanso quiero narrarles lo que representa para mí la labor cumplida, o más bien compartirles algo de lo que me regala la vida todos los días.

Quiero reconocer mi entusiasmo por todas las posibilidades que surgen de mi labor diaria como coordinador y bibliotecario de la una de las bibliotecas públicas más antiguas de la ciudad de Medellín. Me refiero a la Biblioteca Pública Piloto Filial San Javier-La Loma, surgida por allá en 1.958 en el barrio La loma, hoy vereda del Corregimiento de San Cristóbal.

Hace más de un mes recibí un E-mail de Cruz Patricia Díaz, la entonces coordinadora de Servicios al Público, donde transmitía que pensáramos en la posibilidad de ofrecer un espacio en la biblioteca a una solicitud… Más concretamente facilitar el uso las computadoras, el servicio de internet y otros equipos para un proyecto llamado “Video Barrio” que coordinaba un profesor Asociado a la Universidad de Bergen en Noruega en compañía de algunos profesionales y estudiantes de la Universidad EAFIT.

Hoy, varias semanas después de comenzar a reunirnos, un grupo destacado de nuestros usuarios más asiduos e inquietos por sus preguntas, emprenden procesos que les permiten expresarse y ser escuchados. Me conmueve profundamente ver las caras y el entusiasmo de casi 20 jóvenes, muy diferentes entre sí, pero con una cosa en común, su biblioteca, el lugar donde aprendieron a encontrarse, donde se divierten y buscan oportunidades. Son jóvenes y tienen el espíritu que los hace serlo.

Llevo cuatro años y medio en La loma y he visto crecer a muchos de ellos, son mis usuarios, fueron mis alfabetizadores, los he visto graduarse de bachilleres y hoy son mis iguales. Son aquellas personas llenas de preguntas, de dolencias, de cosas que los troquelan y que en ocasiones los llevan al desespero por no encontrar respuestas y oportunidades, pues viven en un rincón de la ciudad de Medellín donde la vida se gana diariamente como en muchos otros barrios en las laderas de las ciudades de Colombia.

Leen por gusto y por placer, buscan respuesta en medio de sus rebeldías, en medio de sus luchas por no dejarse vencer de las circunstancias y del escepticismo. Escriben cuentos de sus propias vidas y en ocasiones, fantasean con las vidas de otros. Llevan la profundidad de la poesía en sus ojos y en la piel.

No se callan, hacen ruido y en ocasiones sólo lloran en la biblioteca, porque siempre son escuchados y nos escuchan. Oyen su música y a medida que la bailan y tararean, se van transformado e identificando con las tribus urbanas.

Hacen teatro y escriben sus propias obras, tocan instrumentos musicales como el violín, la organeta, la flauta y la guitarra, se apasionan por sus estudios y les duelen sus familias. Trabajan a ratos, cuando es posible. Pero en medio de todo esto sueñan.

¡Si!, es cierto, sueñan y buscan en la vida lo que es de ellos y les pertenece; eso es la dignidad que se ganan construyendo su propio destino. Algunos son extrovertidos, otros en medio de la timidez les corren a las cámaras que no mienten.

Pero lo importante es que hoy tienen un motivo más para seguir adelante, gracias a que están creyendo más en ellos mismos. Gracias a la idea loca de Álvaro Ramírez, un profesor inquieto y visionario que en sus vacaciones, prefirió invertir su tiempo y capacidades en enseñarnos a crear nuestras propias bitácoras, permitiéndonos a todos entender que tenemos un lugar en el mundo global del Internet donde ya encontramos nuestras primeras coordenadas.

Por todo esto, creo que quienes laboramos en las bibliotecas públicas de la ciudad de Medellín debemos seguir buscando las maneras de estar de frente a las realidades y necesidades de las poblaciones en las que prestamos nuestros servicios. No bebemos seguir limitándonos a solo el préstamo de textos y materiales audiovisuales, haciendo actividades de maneras repetitivas y sin significación para las poblaciones a las cuales nos debemos.

Les dejo con mis inquietudes y me retiro a descansar, pues los últimos quince días han sido difíciles, las jornadas comienzan muy temprano y terminan a altas horas de la noche. A esto se suma que hace dos noches mis dos ojos están enfermitos, es decir, mis hijos; y eso me troquela la existencia. A esto se suma el poco tiempo que he tenido con ellos y el hecho de tener que madrugar a atender de nuevo a mis usuarios, a emprender otro día de trabajo.

* Cita tomada de “Trece Hombres que miran” de libro INVENTARIO, de Mario Benedetti.

 

Read Full Post »

La vida se nos va… resolviendo preguntas y serán las maneras como las resolvamos, lo que nos permitirán construir el mundo que queremos.

 

Como dije, se nos va, pero no entre las manos, pues llevamos cuatro años oyendo historias y viendo como las vidas de nuestros usuarios, esos que se acercan a la Biblioteca Pública Piloto Filial San Javier – La loma se entrecruzan con nuestra labor diaria.

 

Pasamos la mayor parte de nuestra vida en el trabajo, compartiendo y con ello generando lazos, entrelazando y tejiendo telarañas. Son todas esas cosas que nos troquelan y las realidades que nos atraviesan, las que hoy le dan nombre a esta bitácora: “Esas voces que nos llegan”.

Buscamos reunir las voces de los que no tienen voz para que sean escuchadas. Hacemos parte de un mundo en el que lo que tenemos que decir es importante para muchos otros que se identifican con nuestras historia y nuestras realidades. A ellos de una u otra manera les ha ocurrido lo mismo y podemos aprender mutuamente.

 

Creo que la sensación mas importante en la vida, es la de sentirse vivo, reconocerse como persona y encontrar que uno como ser humano hace parte de un lugar en el mundo: mi país, mi departamento, mi municipio, mi barrio o mi vereda. Asumiendo la responsabilidad de ser, estar y construir la vida que soñamos y queremos para todos.

Read Full Post »